Archivo de la categoría: Cuaresma

“El que no tiene pecado que tire la primera piedra.”

Juan 8, 1-11.

Ciclo C, Domingo 5º de Cuaresma

La cuestión de la mujer sorprendida en adulterio ponía a Jesús en un verdadero aprieto. Los maestros de la Ley y los fariseos habían preparado muy bien la trampa, y no fue nada fácil escaparse de ella. Sigue leyendo

Un padre tenía dos hijos…

Lucas 15, 1-3.11-32.

Ciclo C, Domingo 4º de Cuaresma

Estamos en el cuarto escalón del camino de conversión de esta Cuaresma: el Evangelio del primer Domingo de Cuaresma nos enseña que es posible vencer la tentación. El del segundo que estamos llamados a transformarnos a imagen de Jesús. El del tercero, que nuestra conversión es urgente. Hoy la parábola del hijo pródigo nos enseña que la conversión y el perdón se ofrecen a todos. Con una sola condición: que se escuche la Palabra de Dios y se la practique.

Mejor se debería llamar esta enseñanza de Jesús: “La parábola del Padre misericordioso”. Sigue leyendo

Desgracias y culpas…

Lucas 13, 1-9.

Ciclo C, Domingo 3º de Cuaresma

Las aguas del río Iguazú llevan la canoa peligrosamente en dirección a las cataratas. Sus ocupantes, turistas, se divierten bárbaramente. En ese momento, un hombre, desde la orilla, les grita: “¡Vuelvan hacia arriba! Si no, les va a tragar la Garganta del diablo!!!”. Sigue leyendo

“Éste es… el Elegido, escúchenlo.”

Lucas 9, 28b-36.

Ciclo C, Domingo 2º de Cuaresma

El Evangelio del 2º Domingo de Cuaresma está en estrecha relación con el del primero. Es como la otra cara de la misma moneda. Hace una semana hemos contemplado la condición humana de Jesús: él está sometido a las tentaciones como cualquiera de nosotros. Hoy lo contemplamos en su condición divina, transfigurado, glorioso, Hijo amado de Dios. Sigue leyendo

“El que confunde” = “el diablo”.

Lucas 4, 1-13.

Ciclo C, Domingo 1º de Cuaresma

Las tentaciones de Jesús son también las nuestras. Son las tentaciones de todos los cristianos de todos los tiempos. Las tentaciones son miles. El Evangelio las concentra en tres: Sigue leyendo