Con la fuerza que viene de lo alto….

Lucas 24,46-53.

Ciclo C, La Ascensión del Señor

Después de su primer viaje al espacio, los cosmonautas soviéticos afirmaron que no habían visto en ningún lugar del cielo algo así como un dios.

San Lucas dice que Jesús “fue llevado al cielo”. Por supuesto, no se trata de un movimiento de un lugar físico a otro. En la fiesta de la Ascensión del Señor la Iglesia celebra lo que expresamos en la profesión de la fe: “Subió a los cielos. Está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.”  ¡No es cuestión mirar a Jesús como primer astronauta! En aquel entonces se imaginaba al mundo en tres pisos: arriba se encuentra el cielo, donde habita Dios; en el medio viven los hombres; y abajo está el lugar de los difuntos. Jesús “subió al cielo” quiere decir: Jesús volvió victorioso a Dios Padre. Dios Padre lo enalteció y lo ha puesto como Señor de todo el mundo y juez de los vivos y de los muertos.

Nuestro futuro no depende del capricho de algún poderoso de este mundo. Nuestra historia está en las manos de Cristo. Él es el Camino y, a la vez, la meta. El futuro no pertenece a los que han acumulado más armas, sino a los que ponen su esperanza en Jesucristo Resucitado, el Señor de todo lo que existe. Sólo la fe que sabe que el amor es más fuerte que la muerte, tiene futuro. Por medio de nuestro hermano mayor Jesús glorificado y “sentado a la derecha de Dios”, tenemos las mejores relaciones con Dios Padre todopoderoso y misericordioso.

¿Qué significa que Jesús “fue llevado al cielo”?

La Ascensión de Jesús no es un anticipado viaje al universo! El cielo no es algún lugar detrás de las nubes, ni el cielo está lejos. Lo tenían muy bien presente aquellos antiguos pintores que representaron el cielo como fondo en oro. El cielo es el fundamento que sostiene, ilumina y da valor a nuestra vida.

¿El cielo queda lejos?

La Ascensión del Señor es tampoco una despedida común. Ocurre cerca de Betania, lugar desde donde Jesús había entrado triunfalmente en la ciudad de Jerusalén. Desde el mismo lugar, después de cumplir con su misión, Jesús entra en la Gloria celestial.

Como en cada Santa Misa que celebramos en su Nombre, Jesús les hizo ver a sus discípulos el plan de Salvación de Dios contenido en las Sagradas Escrituras. Eleva las manos para bendecirlos y enviarlos como testigos de la Vida Nueva en la Resurrección. Al vislumbrar el futuro realmente divino y la nueva presencia de Jesús Resucitado, ellos vuelven a casa con gran alegría.

¿Qué tiene en común este relato con la Santa Misa?

Ahora Jesús está presente entre nosotros de un modo nuevo y universal. Por eso Él mismo había dicho: “Les conviene que yo me vaya.” Jn.16,7. Su despedida es simultáneamente el comienzo del tiempo de la Iglesia, que nace plenamente con el envío del Espíritu Santo. Jesús Resucitado está presente ahora para todo el mundo por medio de su Espíritu en la Iglesia: en su Palabra, en los Sacramentos, y en el amor fraterno.

¿De qué manera está presente ahora Jesucristo Resucitado?

Cristo el Señor confía infinitamente en nosotros. “No tengo otras manos que las de ustedes”, escribieron soldados debajo de la imagen de Cristo Crucificado que en los bombardeos de la guerra había perdido los brazos. Cristo nos dice: “No tengo otros pies que los de ustedes para buscar a la oveja perdida. No tengo otros labios que los de ustedes para anunciar la Buena Noticia a los pobres. No tengo otros oídos que los de ustedes para escuchar el grito de libertad de los oprimidos. No tengo otro corazón que el de ustedes para amar a mis hermanos. Ustedes deben ser mis testigos. Ustedes me deben representar. Deben ser verdaderamente «cristianos», otros cristos.”

Nadie puede ser testigo de lo que no conoce por experiencia propia. Nadie puede ser testigo de Cristo sin estar familiarizado con Él en su Palabra, en los Sacramentos, en los hermanos…

La palabra “testigo”, en griego, se dice “mártir”. Muchos dieron su vida por ser testigos de Cristo. Todos tenemos que ser “mártires”, testigos, aunque los demás se burlen de nosotros y nos calumnien, y aunque nos cueste hasta la vida.

El mundo de hoy, más que discursos, necesita de verdaderos testigos. El Papa Pablo VI dijo una vez: “El hombre contemporáneo escucha más a gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan, o si escuchan a los que enseñan, es porque dan testimonio.” Y debemos dar testimonio en el lugar y la vocación en que nos ha puesto Dios.

¿Quiénes y cómo deben ser los testigos de Cristo en el mundo?

Hubo una vez dos monjes que leyeron juntos en un antiguo libro que al fin del mundo existe un lugar donde se tocan el cielo y la tierra. Decidieron buscar a ese lugar, y no volver hasta encontrarlo. Peregrinaron por todo el mundo, sobrevivieron innumerables peligros, soportaron toda clase de penurias, y vencieron todas las tentaciones que podrían desviar a un cristiano de su vocación. Habían leído que en aquel lugar habría una puerta, y solamente se necesitaría golpearla para poder entrar en el cielo. Por fin encontraron lo que tanto tiempo habían buscado. Golpearon la puerta. Emocionados observaron como se abría, y cuando entraron … se encontraron en su casa, en sus celdas de siempre. Entonces comprendieron: el lugar, en que se tocan el cielo y la tierra, se encuentra aquí en esta tierra, en el lugar en que nos ha puesto Dios.

Una respuesta a “Con la fuerza que viene de lo alto….

  1. Violeta Sonia Cabral

    “Padre Martín Weichs Gran Testigo de Cristo”.Como no admirarlo y felicitarlo en este día,su 38ª Aniversario de Sacerdote,a Ud padre que siempre tiene una sonrisa para brindar,un abrazo,una palabra para con los fieles,siempre recibiendo al que llega en la entrada del templo y también despidiendo,aunque se encuentre enfermo u ocupado,siempre siempre dispuesto a escuchar!Muchas Felicidades y Bendiciones Padre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s