Lo que soy, y lo que no soy…

Juan 1, 6-8.19-28.

Ciclo B, Domingo 3º de Adviento

Las autoridades querían saber quién era ese predicador que a sólo 30 kilómetros de la capital, al otro lado del Jordán, atraía a muchísima gente. Se querían enterar de la manera más precisa posible, para saber cómo tratarlo. Pensaron: “si él es realmente el mesías esperado, llegarán paz, libertad, felicidad y bienestar para el país y su gente. Si no es el mesías, se trata de una persona políticamente peligrosa. Podrá haber graves conflictos que mejor se deberían evitar”.

¿Qué motivos podían tener “los judíos” para averiguar quién era Juan el Bautista?

La respuesta de Juan es clara. Da primero una negativa: No es ni el Cristo, ni Elías, ni el Profeta. Los tres títulos tienen un significado mesiánico. Se creía que el mesías iba a ser un hijo del rey David. Se esperaba que Elías, considerado el profeta más grande, retornara, pero no como el precursor del Mesías, sino como precursor de Dios. Se lo esperaba como el mesías sacerdotal. También “el Profeta” era una figura mesiánica. Se creía que”el Profeta” iba a traer la salvación en el tiempo último. Por eso, en el Evangelio según San Juan nunca se le da este título al Bautista, pero sí a Jesús (6,14; 7,40). Lo que se esperaba de distintas personas, se concentra en Jesús: Él es el Rey del Universo, el Único Sumo Sacerdote y el Profeta por excelencia. Es el único Mesías, es decir: Cristo. Es el único Salvador del mundo.

La respuesta positiva de Juan orienta justamente hacia Jesucristo, quien existía ya antes que él (1,15), quien se encuentra ya en medio de la gente como el gran Desconocido, y quien vendrá después, actuando en público después del arresto y muerte del Bautista.

Todas las respuestas de Juan ponen en claro: “yo no soy importante; yo soy indigno. Mucho más importante que preguntar por mi persona es preguntar por el Salvador. Yo no lo soy.”. Siempre que el Bautista es mencionado en el Evangelio según San Juan, aparece como el humilde testigo de Cristo.

¿Qué dijo Juan el Bautista de sí mismo?

Un testigo es alguien que puede hablar de lo que ha visto y oído. Si seguimos leyendo unos pocos renglones más, nos encontramos con el final de toda esta escena y con el testimonio supremo de Juan sobre Jesús: él ha escuchado de Dios mismo y ha visto que Jesús es el Hijo de Dios.

¿Qué dijo Juan el Bautista sobre Jesús?

En el Evangelio según San Juan se habla muchas veces de los testigos. El Bautista no es el único, porque el mismo Dios da testimonio sobre Jesús, también las Sagradas Escrituras; Jesús da testimonio de sí mismo con sus propias obras, y finalmente el Espíritu Santo lo da junto con los discípulos.

Aparte de Juan el Bautista, ¿quién da testimonio de Jesús?

Los primeros discípulos hablaron de lo que realmente habían visto y oído. Y la mayoría de ellos debieron derramar su sangre por sostener que lo que ellos decían era verdad. Es por eso que la palabra griega de testigo: “mártir”, se aplica ahora a quienes estuvieron dispuestos a morir por defender la fe en Cristo.

¿Qué significa la palabra «mártir»?

El número de los testigos de Cristo se va haciendo cada vez más grande. En primer lugar son aquellos a quienes llamamos “los santos”. Aunque no hayan visto ni oído predicar a Jesús de Nazaret hace 2000 años en Palestina, lo conocieron, lo vieron y lo oyeron de otra forma. Han experimentado la presencia de Cristo Resucitado en su propia vida y en la vida de la Iglesia. Y por eso pueden hablar de lo que han visto y oído.

Quedamos admirados ante la vida de algunos santos: San Cayetano, San Antonio, San Francisco, Santa Teresita, San Roque González … . Pero, ¿qué serían ellos sin Cristo?

Aunque no hayamos visto ni oído predicar a Jesús en su vida terrenal, ¿por qué y cómo podemos ser testigos de Él también nosotros hoy?

Todos los santos son como espejos que reflejan una sola luz que es Cristo. Si no está la luz, ellos ya no tienen ningún resplandor. Ya en el prólogo se aclara que Juan, “un hombre enviado por Dios”, no era la luz, sino solamente “el testigo de la luz”. Jesucristo es la luz del mundo. Jesucristo es la Palabra de Dios. Juan era solamente la voz que resuena.

No nos quedemos con el reflejo. Vayamos hacia la luz misma. Es necesario comprender muy bien que lo que brilla en los santos es un resplandor solamente, pero la verdadera luz es aquel que los ilumina: Cristo el Señor. Él sólo es la luz en las tinieblas, la verdad en el error, la Vida en medio de un mundo de la muerte.

¿Cómo se pueden comparar la luz del sol y la luna con Cristo y los santos?

Nuestra misión de cristianos es orientar a los demás hacia Cristo. Si por mi testimonio humilde, el más grande, Cristo, llega a los que me rodean, también mis defectos y limitaciones se vuelven menos importantes.

Se cuenta que Juan XXIII, en sus primeros días de su papado, no lograba conciliar el sueño porque tenía que pensar siempre en la gran responsabilidad de su misión. Entonces se dijo a sí mismo: “Juan, ¡no te tomes tan en serio!”. A partir de ese momento podía dormir muy bien. Y ciertamente, el Papa Juan XXIII fue un testigo que con su humildad y bondad hizo que mucha gente se acercara a Cristo.

Una respuesta a “Lo que soy, y lo que no soy…

  1. natalia arrua

    Padre Martín: muchísimas gracias por compartir este blog con todos los humildes Cristianos.. sin lugar a dudas me ha ayudado particularmente a entender e intrerpretar más aun las sagradas escrituras en esta etapa de adviento. Simplemente gracias porque a través de esto, la misión de todos los Cristianos a la que usted se refiere en ..”orientar a los demás a Cristo..” seguirá, sin dudas, dando sus frutos día tras día. Dios lo Bendiga! Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s