Una voz grita en el desierto: Preparen el camino del Señor…

Marcos 1, 1-8.

Ciclo B, Domingo 2º de Adviento

Estamos meditando las palabras iniciales del Evangelio según San Marcos. Éste es de las cuatro redacciones de la Buena Noticia de Jesús la primera (aunque figure en la Biblia en segundo lugar). Una antigua tradición se le atribuye a Juan Marcos que estaba en estrecha relación con los Apóstoles Pedro y Pablo (He.12,12ss.; 13,5s.).

La obra lleva una especie de título. “Buena noticia”, o “evangelio”, no significaba todavía en aquel entonces un libro que contenía la predicación y los hechos de Jesús. Esta palabra se usaba para indicar la noticia de una victoria ganada por el emperador romano. En un ambiente hostil para los cristianos, dominado por los romanos, el autor tiene la valentía de presentar a Jesús al mismo nivel que el emperador romano. Y más: su Evangelio, su “Buena Noticia”, no es sólo el aviso de una batalla ganada, sino es ante todo la persona misma de Jesús. “Mesías” significa “ungido” o “consagrado por la unción”, en griego: “Cristo”. Es el título que los judíos dan al Salvador esperado. Y ante todo, Jesús es el Hijo de Dios. Son dos títulos que anticipadamente manifiestan quién es realmente Jesús. El Evangelio según San Marcos irá desvelando el misterio de la persona de Jesús hasta culminar en la confesión del oficial romano que lo vio expirar: “¡Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios!”. Mc.15,39.

¿Qué significa «Evangelio» originalmente, y para nosotros los cristianos?

¿Cómo es presentado Jesús al comienzo del Evangelio según San Marcos?

El Evangelio, o la “Buena Noticia” del comienzo del tiempo de Salvación se inicia con la presencia y la predicación de San Juan Bautista. Su aparición había sido anunciada por los profetas.

La cita bíblica atribuida a Isaías es en realidad una combinación de textos del profeta Isaías (40,3) y del profeta Malaquías (3,1). Nos hablan de un mensajero que viene para preparar el camino al Señor. Como en ambos textos se encuentra esa misma expresión “preparar el camino”, el evangelista puede unir las dos frases en una sola. De esta manera el anuncio de un profeta queda explicado por medio de la proclamación del otro.

El profeta Malaquías identifica a este mensajero con el profeta Elías (3,22-24). No es común que en el Evangelio se describan las ropas de alguna persona. Sin embargo en este texto se dice cómo era la vestimenta de Juan Bautista. Es que fue la misma que usaba el profeta Elías (2Reyes 1,8). La tradición judía afirma que Elías, el mayor profeta de Israel, debía volver en los albores del tiempo de Salvación. Jesús mismo da testimonio de que este retorno de Elías se ha cumplido en la persona y en el ministerio de San Juan Bautista (Mt.11,7-15; 17,11). De esta manera queda claro que Juan Bautista es el mensajero y precursor del Mesías, y Jesús es el Mesías. Juan aparece para desaparecer de inmediato dando lugar a Jesús. Según el Evangelio de San Juan, él mismo dijo refiriéndose a Jesús: “Es necesario que él crezca y que yo disminuya.” Jn.3,30.

¿Para qué se describe la vestimenta de Juan el Bautista?

¿Cuál es la misión de Juan el Bautista?

Haciendo una comparación consigo mismo, Juan Bautista deja en claro que Jesús es el más fuerte y el más digno, mucho más digno. El podrá bautizar con Espíritu Santo, mientras que él solamente bautiza con agua. Tanto la fortaleza como el don del Espíritu son atributos del Mesías esperado. Así lo habían descrito desde antiguos tiempos los profetas (véase Is.9,6; 11,2).

¿Por qué Juan mismo dice que Jesús es el más fuerte y el más digno?

Juan Bautista predica en el desierto. Allí el pueblo de Israel había sido puesto a prueba y purificado. Ahora Juan hace una nueva llamada a la purificación y a la conversión. Los que lo escuchan representan la totalidad de los pueblos. La acogida masiva de su llamada muestra de que es decisiva. No es una simple réplica de otras llamadas a la penitencia anteriores. Es la última y definitiva. Lo corrobora también su estilo de vida que refleja la austeridad y la renuncia que se exigen para prepararse para la venida del Señor. Lo central en el anuncio del Bautista es el llamado a recibir un bautismo que acompañe un cambio de vida. Dios ofrece el perdón a todos a cambio de una sincera conversión.

2 Respuestas a “Una voz grita en el desierto: Preparen el camino del Señor…

  1. VIOLETA SONIA CABRAL SVD

    “El Señor es mi Pastor, junto a Él, nada a mí me puede faltar; su Bondad y su Gracia me acompañan SIEMPRE!”

  2. VIOLETA SONIA CABRAL SVD

    “Padre, qué hermosas y verdaderas son sus reflexiones,y qué fuertes las palabras del Bautista! Se me pone la piel de gallina cuando lo escucho al anunciar la llegada del que es más fuerte que él. Ruegue a Dios Padre para que todos mis sentidos estén despiertos y atentos para cumplir siempre la voluntad de Nuestro Señor.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s