En el presente preparo mi futuro: seré feliz o desgraciado.

Mateo 25, 1-13.

Ciclo A, Domingo 32º durante el año

Más de una vez un naufragio se convirtió en una gran desgracia porque los botes salvavidas no estaban en condiciones. ¡O cuántas veces ya ocurrió que en caso de un incendio los extinguidores estaban vacíos! Y muchos murieron en un accidente porque al reventarse un neumático no supieron hacer la maniobra adecuada. ¡Cuántos males lamentamos simplemente porque no hubo previsión!

Lo que es tan claro en la vida diaria, también vale acerca del Reino de Dios. Para entrar en el Cielo también debemos estar preparados.

En este Evangelio no se nos habla tanto de chicas, sino de la necesidad de prepararnos si no queremos quedar excluidos de la felicidad eterna. El tema es el Reino de Dios que es comparado con la fiesta de una boda.

¿Cuál es el tema central de esta parábola de las diez jóvenes?

Alguien propuso alguna vez que no se hable de jóvenes necias y prudentes, sino de cinco descuidadas y cinco egoístas porque no saben compartir lo que tienen. Pero en el texto bíblico no se trata de simple descuido o de egoísmo. Tampoco se trata de la simple prudencia humana.

En los libros bíblicos de Sabiduría se habla frecuentemente de personas “prudentes” y de otras que son “necias”. El hombre que medita en la palabra de Dios y vive de acuerdo con ella es el sabio, es el prudente. Hace traslucir en su persona y en su vida la Sabiduría de Dios. En cambio aquel que no se deja guiar por la Sabiduría de Dios es el impío, el necio, el verdaderamente tonto. Mientras que los sabios y prudentes, como amigos de Dios, llegan a ser felices para siempre, los necios nunca llegan a la felicidad, y su fin es la destrucción. Para Jesús, el sabio es todo el que escucha sus palabras y las pone en práctica. Lo compara con un hombre que edificó su casa sobre roca. El necio es el que escucha las palabras de Jesús, pero no las practica. Es como un hombre insensato que edificó su casa sobre arena (Mt.7,24-27).

Según la Biblia, ¿quién es sabio y prudente?

¿Quién es necio?

Entre los judíos, el casamiento se rodeaba con muchos festejos, que se realizaban por separado en las casas de ambos novios y duraban varios días. En la noche de la fiesta de bodas el novio se dirige a la casa de su novia para llevarla al domicilio que tendrán como casados. El novio viene acompañado por sus amigos, mientras que la novia sale a su encuentro con el cortejo de sus amigas. Se forma una alegre procesión con cantos y bailes, en la que todos llevan antorchas y lámparas para iluminar el camino.

La parábola del Evangelio es clara: Las diez chicas, cinco prudentes y cinco tontas que apenas viven el momento presente, representan dos tipos de cristianos, pintados en blanco y negro. La lámpara es símbolo de la existencia humana; con aceite o combustible si es vivida con fe y caridad; sin combustible si es vivida sin sentido, dejándola pasar, engañándose con la diversión loca. La tardanza en llegar del novio es todo el tiempo de la vida de cada uno hasta que Jesucristo nos llame a su presencia, a medianoche, en la hora de decisión. La fiesta de bodas es el encuentro definitivo del cristiano con Jesucristo, el esposo de la Iglesia. La puerta cerrada que no se abre es símbolo de la perdición eterna.

En la parábola, ¿qué representan:
> las cinco chicas necias;
> las cinco jóvenes prudentes;
> la lámpara llena de aceite;
> la lámpara vacía;
> la tardanza del novio;
> la medianoche;
> la fiesta de bodas;
> la puerta cerrada?

El incidente que ocupa la mayor parte del relato es la llegada del novio a medianoche. Es el momento oscuro de nuestra muerte. El relato dice que todas las chicas, también las prudentes, se habían quedado dormidas. Es un detalle muy interesante. No se reprocha a nadie porque se haya quedado dormido. Algunos confunden la virtud cristiana de vigilancia con una ansiedad enfermiza ante el fin del mundo, supuestamente inminente. En cambio, el Evangelio nos enseña: la espera del Señor no tiene nada que ver con una actitud histérica. Podemos prepararnos para el encuentro definitivo con el Señor sin tensión de nervios, permitiéndonos los necesarios esparcimientos y descansos.

¿Qué nos enseña el hecho de que todas las jóvenes quedaron dormidas, también las prudentes?

Las chicas tontas no son rechazadas por haberse dormido, sino porque no tenían suficiente aceite en sus lámparas. La culpa está en que no se prepararon para su misión. Lo que distingue a unas chicas de las otras no es si están en vela o duermen, sino si están preparadas para salir al encuentro del novio. Una vez que llega el Esposo-Cristo, ya es demasiado tarde para ir adquiriendo virtudes que no se han cultivado durante la vida. Hay cosas que no se pueden improvisar a última hora. Es inútil que tratemos de ser cristianos maduros en el último momento si no hemos hecho todo el recorrido previo. Sería como un alumno que quisiera recuperar en los cinco minutos antes de un examen lo que no ha hecho durante años de estudio.Existe el “¡demasiado tarde”! Existe la oportunidad perdida. Y la preparación que los unos han adquirido a lo largo de mucho tiempo, no se pueden transmitir ni prestar a otros. La preparación de cada uno es personal e insustituible. Por eso, aunque las chicas prudentes sean las más generosas del mundo, en la parábola, no pueden prestar su aceite, su preparación, a las demás.

¿Por qué las cinco jóvenes necias quedan excluidas del Reino de los Cielos?

En el momento decisivo, las prudentes tienen sus lámparas llenas de aceite: han escuchado y meditado el Evangelio. Han vivido según la Palabra de Dios. Han cumplido con su misión. Están preparadas para salir al encuentro del Señor Jesucristo, y para participar en la fiesta de la Alegría eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s